Asd

Origen de la pobreza, miseria y exclusión social en la Republica Dominicana

imagen de La pobreza y miseria en  la Republica Dominicana

En República dominicana solo existen dos clases sociales la primera esta compuesta por los que tienen todo el poder económico y político, y la segunda es la que no tienen ninguno, ni siquiera la percepción positiva de que  a través del trabajo la superación personal y el esfuerzo constante, se pueden alcanzar un nivel de vida, que le garantice a esa personal elevar su condición económica y social, y por ultimo tenemos la alusiva clase media, una concepto ilusorio que solo existe en los datos estadísticos del gobierno de turno, para crear la impresión de que estamos progresandos.


 Cual es origen  de la pobreza, miseria y exclusión social?

La impresión que uno tiene de los dominicanos es que nacen con un pesimismo cultural incrustado en su subconsciente colectivo, producto del paternalismo histórico por la cual a sido sometido este pueblo, aceptando como normas de conducta normales, por las pasadas generaciones y transferidas a las nuevas generaciones como un estilo de vida normal, que rechaza la responsabilidad personal y gratifica la dependencia social. "Cuando un individuo pone su afiliación política, ambiciones personales, creencias religiosas y el culto a la personalidad por encima del interés nacional, su sentido de identificacion con la patria que lo vio nacer, no existe".

Los dominicanos creen que es obligación de otro, el proporcionarles los medios económicos, que le facilite un estilo de vida, que vaya de acuerdo a un estatus socia y económico por encima de su nivel educativo y de su capacidad de producir los bienes necesarios que este estatus social demanda.

Un país donde existen mas bancas de apuestas que escuela vocacionales, mas partidos políticos que universidades, mas sectas religiosas que centros deportivos o culturales, solo fomenta la ignorancia en su pobladores y perpetúa la pobreza en los sectores mas desposeidos.

Una gran mayoría se apoyan en la suerte, el misticismo religioso y el ilusorio talento personal, como vía para lograr aquello, que solo es posible a través del esfuerzo, la perseverancia y el crecimiento individual. Quieren ser artistas, peloteros, políticos, negociantes ,prestamistas, y sobre todo quieren ser los jefes donde quiera que llegan, aun no estén calificados para manejar estas posiciones.

por otro lado, son numerosos los dominicanos que, a pesar de confesarse católicos, creen en el vudú. Como religión, ésta admite la creencia en seres espirituales o divinidades, hay que aclarar que el vudú es propiamente la santería, resultado entre la mezcla del vudú haitiano y el cristianismo europeo. Dentro de sus debilidades, carencias, dudas y limitaciones, recurre a todo esto para llenarse de esperanzas e ilusiones porque se siente limitado, por eso necesita creer en cosas que entiende le darán buena suerte, le alejarán de lo malo, o le conseguirán prosperidad”.

Los colonizadores españoles nos dejaron el idioma castellano y la religión católica, los esclavos africanos el color de su piel, el ritmo de nuestra música autóctona y la sensualidad de la mujer dominicana, los aborígenes nos dejaron la cultura del trabajo y la veneración mitológica de las figuras esculpidas.

La historia dominicana esta colmada de regímenes autoritarios que en cierta forma ayudan a preparar las condiciones para el desarrollo de una cultura política de la subordinación. Caudillos, dictadores y gobernantes autoritarios han sido los modelos políticos para los dominicanos.

Estos modelos han dejados huellas en la actitudes y creencias tanto de la élite política como del pueblo en general y lamentablemente, han condicionado la conducta política nacional. En cierta medida esto nos ayuda explicar por que la mayoría de los políticos nacionales son renuente a aceptar la negociación política como forma de civilizada de convivir. Estamos acostumbrados a que el ganador lo toma todo y el perdedor lo pierde todo; no se deja ningún espacio político para la oposición.

Los regímenes autoritarios en República Dominicana, se apoyaron en el culto a la personalidad, donde era evidente la adoración y adulación excesiva de un jefe de gobierno, un claro dominio político de un partido en particular y era dirigido por un grupo o elite que recurrió a la represión y la manipulación electoral para mantenerse en el poder. Una cultura política que todavía esta vigente en la conciencia colectiva del pueblo dominicanao.


En la República Dominicana, donde el 25% de la población esta bajo los niveles de pobreza, son muchas las familias en situaciones precarias, lo cual afecta directamente su calidad de vida, específicamente en el área de la salud. Esta precariedad económica se dramatiza en los constantes viajes en yola de cientos de dominicanos que cada año arriesgan sus vidas para en búsqueda de un futuro más alentador en Puerto Rico. En las zonas periféricas a las ciudades las casas están en condiciones de gran hacinamiento, construidas con materiales de desecho y próximas a focos de contaminación.


La pobreza en la Rep. Dominicana - Una herencia historica 

La pobreza en República Dominicana se caracteriza por un servicio de salud deficiente, un nivel de salario bajo que no cubre el costo de una canasta familiar, un alto nivel de desempleo que obliga a muchos dominicanos a emigrar a otros países en busca de mejores oportunidades, un sistema educativo deficiente que no garantiza los niveles académicos necesarios, que la población necesita para integrarse al cambiante mercado de trabajo. Uno de cada tres jóvenes entre 18 y 25 años no completan la escuela primaria y un tercio de los que terminan, no acaban la secundaria; creando un circulo vicioso en los sectores mas empobrecidos de la sociedad.

La República Dominicana es un país en vía de desarrollo, siendo notable las inversiones extranjeras en área del turismo, produciendo un incrementos significativos en la construcción de nuevas edificaciones hoteleras en las hermosas costas playeras de nuestro país .Otras inversiones de importancia son la instalación de zonas francas, aprovechando los incentivos económicos del famoso acuerdo de comercio libre con los Estados Unidos.

Acuerdo que desde el punto de vista económico y social su implementación no ha producido un beneficio que sea palpable por la gran mayoría de los Dominicanos, que esperaban  a través de este acuerdo, una disminución en los precios de los artículos de consumo diario y un incremento en la creación de nuevas fuentes de trabajos, disminuyendo de esta manera los alto niveles de desempleo en nuestro país.

La República Dominicana es una nación con serias dificultades en áreas que son necesarias para producir un desarrollo sostenido para el país, uno de los problemas que mas a llamado la atención en los últimos tiempo son los supuestos aptos de corrupción, que abarcan desde las distintas esferas del gobierno Dominicano y el sector privado, hasta el ciudadano común que manipulan ciertas autoridades del estado para evadir el pago de los impuestos, a traves de las llamadas contribuciones fiscales .

Otro de los gran problemas limitantes del crecimiento económico es la deficiencia del sistema de generación eléctrica de nuestro país, siendo el costo de la electricidad uno de los mas caro del mundo es también uno de lo mas deficiente por la cantidad de apagones que se producen.

Por últimos tenemos el problemas del incremento de la criminalidad que abarca todos los sectores sociales, aumentando la inseguridad personal y disminuyendo las actividades comerciales; pues un país donde no existe seguridad, simplemente el capital extranjero o nativo no invierte su dinero.

Los dominicanos, a pesar de todos los problemas sociales,  políticos y económicos que le aquejan, tienen un vision clara de como solucionar estos problemas, lo que falta es la voluntad política de los que están en el poder para implementar estos cambio. Para que eso sea posible deben dejarse a un lado la constante demagogia política y la continua lucha entre los diferentes grupos políticos y concentrar sus esfuerzos en establecer los mecanismos de desarrollo social, económicos y políticos necesarios que produzcan a largo plazo, un crecimiento de desarrollo real que vaya en beneficio de todos los habitantes de este país.

Es mi opinión que el desarrollo de una sociedad no es responsabilidad de las instituciones que la componen, sino de los individuos que las controlan. Es parte de la idiosincrasia del dominicano aceptar como valida la filosofía religiosa, donde un ser supremo tiene el control absoluto de su vida, condicionando a los creyentes a la pasividad existencial, la falta de responsabilidad en sus decisiones y aferrándose a soluciones fantasiosas, inculcando una vision fatalista en aquellos que piensan diferentes.

Otra variante de esta vision fatalista, es la atribuida a una baja motivación de logros: el trabajador dominicano no progresa porque carece de ambición y empuje. La otra versión corresponde a la llamada cultura de la pobreza, creada por el sociólogo Oscar Lewis. Donde dice: la cultura de la pobreza constituye tanto una adaptación como una reacción de los pobres hacia su posición marginal en una sociedad estratificada en clases muy individualista y capitalista.


El subconsciente colectivo del dominicano

El dominicano contiene en su subconsciente colectivo, algunos patrones de conducta que son el legado histórico de la sociedad esclavista donde culpamos a otro de nuestro estado de miseria, negando por completo a aceptar que somos los únicos responsables de nuestra situación social y esperamos que alguien nos ayude a salir de ella; pues estamos acostumbrado a que otros nos digan que hacer.

Todas las reflexiones del dominicano están expresadas desde actitudes pesimistas, hasta prejuicios, opiniones Investigaciones Sociológicas, raciales y sociales. Pero donde descansa la patología social es en los comportamientos sociales y mentalidades conservadoras, colonialistas, despóticas y corruptas en reproducir las mismas actitudes de siglo XIX y XX: clientelismo, transfuguismo, corrupción, falta de identidad, de ideal y de consistencia en reproducir un modelo diferente al pasado, donde el pensamiento liberal termina siendo conservador, y ambos, dependientes del Estado.

Francisco Bonó decía que el dominicano individualmente piensa bien, pero cuando se agrupa actúa mal, tiene pereza en el pensar “producto de las calamidades que ha pasado”, y en su comportamiento se “expresa infeliz e impotente".

Los lideres dominicanos en el marco de un país de tradición autoritaria y de personalización del poder, hace de quienes acceden a la presidencia en objeto de todo tipo de servilismos y más aún, si se rodean de una cohorte de cortesanos, buenos, sobre todo, para las genuflexiones y carentes de todo espíritu crítico.

Esa suma agregada de poder casi ilimitado y de seguidores acríticos y con tendencia al solipsismo político, ha llevado a alguno lideres políticos en una espiral ascendente de  personalización del poder y de arrogancia. utilizado los mecanismos del Estado para enriquecer a su círculo intimo de seguidores políticos, convertir el Estado dominicano en una inmensa maquinaria clientelar,
y en definitiva, ha colocado la economía al borde del colapso o de la bancarrota. Según Carlos Báez Evertsz en su articulo "Leonel Fernandez al desnudo".

Esta es una de las razones por la cual los diferentes lideres dominicanos que ascendieron al poder en los últimos tiempo, convirtieron el estado dominicano en un estado paternalista, que va en detrimento del propio ciudadano que dicen ayudar; pues no crean puesto de trabajos permanentes, solo crean posiciones políticas que se llenan según el partido político que este en el poder.

Como individuo el dominicano debe aprender de sus propios errores y tomar total responsabilidad de su vida, reconociendo que la única forma de progreso en cualquier sociedad, solo se consiguen a traves de la educación, el trabajo permanente y la perseverancia en lo que se quiere y por últimos confiar en la capacidad innata que todos tenemos a la ahora de tomar cualquier decisión que garantice un mejor bienestar para si mismo, su familia y la sociedad en general.


Origen de la pobreza, miseria y exclusión social en la Republica Dominicana Reviewed by Lione Moscoso on 08:02:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

All Rights Reserved by Imagenes latinas.net © 2014 - 2015
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.