Top Ad unit 728 × 90

Eterno conflicto entre ciencia vs. religión sobre el origen del universo

Eterno conflicto entre ciencia vs. religión

¿Cómo se originó el universo? qué leyes gobiernan su comportamiento y evolución? ¿Cómo surgió la vida? ¿Existen otras formas de vida inteligente en el cosmos que poseen una versión alternativa de la ciencia y la religión a la nuestra? El conflicto antagónico entre las respuestas científicas y espirituales no son raras, mucho menos extrañas. El origen y evolución de la vida se tratan en la biología y la Biblia con diferentes conclusiones. La naturaleza de la mente humana, tanto para la física como para la mitología y la escritura oriental responden esta pregunta partiendo de una convicción particular, muchas veces subjetiva, cuando tratan de encontrar esta respuesta.

Esta disputa territorial no es un accidente, la religión y la ciencia tienen un origen común en la antigua búsqueda humana de encontrar el significado y el propósito de la vida. Sólo muy recientemente en la historia fue hecha la separación entre el conocimiento empírico de la naturaleza y la comprensión espiritual de la existencia y razón de la vida, contribuyendo, esta separación entre la ciencia y la religión en gran parte el éxito que la ciencia posee en este momento.

Los antiguos pastores que a menudo descansaban bajo el cielo brillante en las noches no podían dejar de preguntarse acerca de la belleza y el orden del firmamento. La meditación y el asombro de los primeros observadores de estrellas, estimulado por la naturaleza humana (curiosidad) el deseo de darle sentido de su existencia y el mundo que habitamos, desarrollaron en última instancia, la astrología y la astronomía. Estos primeros esfuerzos de entender las cosas eran tan amplia que abarcaba todo. Combinaron formas de conocimientos que no separan el mito, la filosofía, la religión y la ciencia. La mezcla en la astrología de lo que ahora clasificamos como la astronomía y la psicología, parece peculiar e inaceptable para la mente científica moderna, pero no es difícil de entender desde el punto de vista de los grandes pensadores deesa época antiguo.


Los primeros observadores de los cielos no estaban motivados simplemente para describir el movimiento de las estrellas y los planetas, aunque esto era sin duda, una parte de su objetivo. Buscaban el significado y propósito en toda la existencia, y por tanto, en la naturaleza. El orden y la aparente armonía de los cielos fue especialmente influyente en la mente y el conocimiento del cosmos, lo que se refleja claramente en La filosofía platónica y las ceremonias religiosas. La sola idea de tratar a las estrellas y los planetas como cuerpos inanimados puramente físicos, que parece tan obvio para nosotros, habría sido inconcebible para la mente antigua. Para Platón, el cosmos era todo un orgánico, un ser vivo animado por la mente, la inteligencia y el espíritu. El cielo era un reflejo del orden perfecto y armonía de los niveles mas altos de la mente, y la belleza en el reino de las ideas.

La contemplación y la comprensión de este reino era a la vez el objetivo intelectual y espiritual de la existencia humana. donde las cosas mas buenas y mayores de la belleza estaban inextricablemente entrelazados para Platón. Buscó respuestas a los problemas éticos de la vida en la estética del cosmos. Para él, la comprensión de la estructura y comportamiento de las estrellas no era algo tan simple como lo dice la "Ciencia" en el sentido moderno del término, sino una búsqueda espiritual, la búsqueda de la comprensión, el significado, la sabiduría y la felicidad. La conexión entre los cielos y la psique humana era perfectamente natural y lógico para los grandes pensadores de la antigüedad.


Debido a que el cosmos era para los griego el reino de la sabiduría y la inteligencia, que debía ser estudiado e interpretado por el significado, propósito y valor. No solo los cielos, sino son aspectos del mundo natural que sirven como guía espiritual. Hoy criticamos como primitiva y antropomórfica las conclusiones sobre la naturaleza de los primeros tiempos. La rechazamos como supersticiones irracionales del ingenuo, sin embargo, es que mendigar toda la cuestión del conocimiento humano y la sabiduría. Es de suponer que la tendencia moderna a compartimentar el conocimiento, para dividir el espíritu de la materia, y el divorcio de la religión con la ciencia es de alguna manera generalmente aceptado y terminada para siempre toda duda sobre esta separación.

En el mundo medieval, nos encontramos con la búsqueda a estas repuestas en la naturaleza y se refleja en la alquimia. Una vez más, estamos demasiado simplista acerca y en las primera ciencia (o pseudociencia, como preferimos llamarlo). Tendemos a rechazar la alquimia como una mezcla extraña y sin sentido de la magia y la religión, o (en el mejor) una forma embrionaria de la química. Pero la alquimia, como Jung y otros señalan, no era simple una búsqueda insensata de transformar plomo en oro. Fue un esfuerzo para purificar el alma humana innoble e imperfecta y elevarla a su más alto y más noble estado. Era una búsqueda religiosa, no puramente científica. Materia y espíritu fueron inseparables para los alquimistas medievales, y por lo que se esforzaron por transformar la materia y el espíritu a través de los mismos procedimientos, que empleaban en los ritos sacramentales y rituales religiosos tanto como en la investigación científica.

Por el contrario, en la era moderna se requiere el conocimiento científico para ser objetivo, lógico, empírico y cuantitativo. La ciencia moderna despoja de cualquier indicio subjetivo, juicio de valor, sentido o significado y propósito. La postura de teología de la ciencia aristotélica, por ejemplo, se rechaza a fondo hoy como ingenuo y antropomorfa (Atribución de forma o de cualidades humanas a lo que no es humano). Fue la aspiración a las causas finales y último propósito y significado del diluido y confundido sistema griego y otros sistemas tempranos del pensamiento científico. Sólo con el rechazo de la teleología y el Antropomorfismo fue la ciencia capaz de hacer cualquier progreso auténtico, a la que los últimos tres siglos de progreso científico occidental llevan a un brillante testimonio.

La religión, por otro lado, mora fundamentalmente y principalmente en el dominio de significado. Sus métodos de adquisición de conocimientos son asuntos de fe, muchos usan la contemplación y la revelación para adquirir nuevos "conocimientos". Es profundamente subjetiva, lo que requiere simplemente es la paciencia de los poderes de la intuición, la imaginación y perspicacia. Se busca el significado en el interior de los creyentes, el propósito y valor de la existencia. La religión es,la antítesis de la ciencia.
Eterno conflicto entre ciencia vs. religión sobre el origen del universo Reviewed by Lione Moscoso on 17:52:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

All Rights Reserved by Imagenes latinas.net © 2014 - 2015
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.