Top Ad unit 728 × 90

El legado de la esclavitud en Brasil

El legado de la esclavitud en Brasil


Brasil, al igual que la mayor parte de América Latina, no es diferente a el Caribe y América Latina los colonizadores europeos dejaron un legado de multiracialismo, a pesar de los primeros intentos de hacer cumplir la endogamia racial, es decir, la prohibición del matrimonio fuera de la misma categoría racial. Multirracial significaba más de dos categorías raciales en un mínimo, tres. El mulato y el mestizo se convirtió en la "casta media", con un número considerable obtener el estatus legal gratuita, incluso en los sistemas de esclavos.

Más allá de la época de la esclavitud en Brasil, la herencia africana están surgiendo gradualmente en las zonas urbanas y rurales a través de diferentes tipos de iniciativas dirigidas no sólo por los activistas, sino también por los estudiosos en asociación con las comunidades negras. Aunque en sus primeras etapas, la mayoría de estos proyectos son programas permanentes apoyados por organismos oficiales. 

Esta nueva configuración sugiere que a diferencia del caso en Angola en Brasil, la esclavitud y la trata de esclavos trans Atlántico están siendo reconocido como capítulos fundamentales de la historia del país.


En Brasil, el último país en el hemisferio occidental en abolir la esclavitud, los negros hoy en día constituyen casi la mitad de la población total, pero son casi dos tercios de los pobres en la nación. Instituciones de educación superior por lo general han sido monopolizada por la élite rica y de piel clara, de Brasil, y el analfabetismo entre los brasileños negros es dos veces mayor que entre los blancos. Ahora, los programas de acción afirmativa están cambiando las reglas del juego, con muchos colegios y universidades reservan el 20% de los puestos para los afrobrasileños.


Este legado de la esclavitud es evidente en los altos niveles de pobreza, que varían considerablemente de una región dentro de Brasil. Más de la mitad de todos los brasileños pobres viven en el noreste, que es el hogar de la mayor concentración de los descendientes de africanos. En el Nordeste, el jefe de la familia es a menudo analfabeta, a pesar de ir a la escuela, y trabaja en la agricultura.


Los hogares pobres son en general bastante grande, que tiene casi el doble de niños en comparación con las familias en los niveles socioeconómicos más altos, con recursos limitados y el acceso a los servicios públicos. En Salvador, la capital del nororiental estado de Bahía, se dice que aproximadamente el 80 por ciento de la población debe ser de ascendencia africana.


Para mejorar esta situación, el gobierno brasileño ha introducido en los últimos años unos programas de acción afirmativa, como dejando de lado a las minorías raciales un cierto porcentaje de puestos de trabajo en la administración pública y lugares en las universidades públicas. 

También se ha entregado a los derechos territoriales parciales nueve comunidades formadas por los quilombolas (descendientes de grupos de esclavos fugitivos). Aunque estos derechos sobre la tierra están garantizados por nuestra Constitución, se estima que sólo el 5,8 por ciento de las 214.000 familias que viven en las comunidades quilombolas los han recibido.

En 1995, 288 trabajadores agrícolas fueron liberados de lo que fue descrito oficialmente como una situación de trabajo forzoso contemporáneo. Este número se levantó eventual a 583 en 2000. En 2001, sin embargo, el gobierno brasileño liberó a más de 1,400 trabajadores esclavos de muchas diversas instituciones de trabajo forzado que varían en todo el país. La mayoría del trabajo forzoso, ya sea forzado a través de la deuda, la violencia, o por medio de otra manera, a menudo no declarada.


El peligro de que estas personas se enfrentan en su vida cotidiana a menudo hacen que sea extremadamente difícil a su vez a las autoridades e informar de lo que está pasando. Una encuesta nacional realizada en 2000 por la Comisión Pastoral de la Tierra, un grupo de la iglesia católica romana, estimó que había más de 25,000 trabajadores forzados y esclavos en Brasil.

En 2007, en una admisión a las Naciones Unidas, el gobierno brasileño declaró que al menos 25,000-40,000 brasileños trabajan en condiciones de trabajo "análogo a la esclavitud."  El funcionario anti esclavista superior en Brasilia, capital de Brasil, estima que el número de los modernos esclavos a 50.000.
El legado de la esclavitud en Brasil Reviewed by Leonard MG on 15:32:00 Rating: 5
All Rights Reserved by Imagenes latinas.net © 2016 - 2017
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.